Recibí un mensaje sospechoso

Puedes recibir mensajes sospechosos en tu bandeja de entrada de correo electrónico, cuentas de redes sociales y/o aplicaciones de mensajería. La forma más común de correos electrónicos sospechosos se conocen como phishing. Este tipo de correos suplantan la identidad de otros y pretenden engañarte para que des tu información personal, financiera o de cuentas. Pueden pedirte que visites un sitio web o llames a un número de servicio al cliente falso. Los correos electrónicos de phishing también pueden contener archivos adjuntos que instalan software malicioso en tu computadora cuando se abren.

Si no estás seguro de la autenticidad del mensaje que recibes, o qué hacer al respecto, puedes usar el siguiente cuestionario como herramienta para diagnosticar la situación o compartir el mensaje con organizaciones externas de confianza que te proporcionarán un análisis más detallado del mensaje.

Ten en cuenta que recibir un correo electrónico sospechoso no significa necesariamente que tu cuenta haya sido comprometida. Si crees que un correo electrónico o un mensaje es sospechoso, no lo abras. No respondas al correo electrónico, no hagas clic en ningún enlace y no descargues ningún archivo adjunto.